lunes, 22 de octubre de 2018
España
Estás en: Diario Sí » España » Las "ministras y ministros" de Sánchez toman posesión
NUEVO GOBIERNO »

Las "ministras y ministros" de Sánchez toman posesión


Redacción / Agencias • redaccion@diariosi.com » twitter: @diariosi » facebook.com/diariosi 07/06/2018 ( 20:48 )

  • Los 17 miembros del gabinete de Pedro Sánchez usan la fórmula de la promesa.
  • La mayoría hacen referencia en su promesa al "Consejo de Ministras y Ministros".
  • Calvo, con su nueva cartera: "Vamos a trabajar para conseguir la gran igualdad".

El asesor Iván Redondo, nuevo jefe de gabinete de Sánchez


Pedro Sánchez ha nombrado al consultor político Iván Redondo (San Sebastián, 1981) como jefe de Gabinete del presidente del Gobierno (fue director del Gabinete de la Presidencia de Extremadura en el periodo del 'popular' José Antonio Monago). Redondo, que ha sido asesor personal de Sánchez en los últimos tiempos, ha trabajado en una firma de consultoría política que él mismo fundó y ha ejercido también como analista político en diferentes medios de comunicación y profesor en varios postgrados y másters universitarios.

 

Asimismo, el nuevo presidente del Gobierno ha designado como nuevo secretario general de la Presidencia del Gobierno al hasta ahora jefe de la división de Asesoría Jurídica Laboral y Documentación Jurídica del Banco de España y secretario de la comisión federal de garantías del PSOE, Félix Bolaños García. Bolaños (Madrid, 1975), licenciado en Derecho, es profesor del Instituto de Empresa y es además Secretario y Patrono de la Fundación Pablo Iglesias.

 

Estos nombramientos se unen al que se conoció el miércoles del periodista Miguel Ángel Oliver (Madrid, 1963) como secretario de Estado de Comunicación.

Los 17 ministros que forman desde este jueves el Gobierno socialista de Pedro Sánchez han prometido sus cargos este jueves ante el rey Felipe VI en el palacio de la Zarzuela. Y lo han hecho con dos gestos en común, los primeros de muchos en su primera mañana en el Ejecutivo: todos han recurrido a la promesa y casi todos han variado ligeramente la fórmula habitual para referirse al "Consejo de Ministras y Ministros", subrayando de nuevo el carácter feminista y aconfesional del nuevo Ejecutivo del PSOE.

 

Después, en sus primeras intervenciones al recibir sus carteras en el simbólico traspaso de poderes con sus antecesores, los ministros socialistas han hecho hincapié en sus propósitos de trabajar por la "gran igualdad" de hombres y mujeres, el respeto a la Constitución, la conexión con Europa, la búsqueda de pactos de Estado y la atención a la diversidad social, política y cultural. Se han planteado grandes objetivos para "los retos del siglo XXI", que los ministros desean acometer pese a que a la legislatura le restan menos de dos años antes de unas nuevas elecciones, como ha asegurado el PSOE.

 

El nuevo gabinete socialista ha tratado de dar así su marca distintiva a una serie de actos protocolarios que han tenido lugar una vez que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicara a primera hora los reales decretos de sus respectivos nombramientos, firmados tanto por el jefe de Estado como por el presidente del Gobierno.

 

Empezando por el acto formal de promesa del cargo ante el rey en la Zarzuela. Carmen Calvo, vicepresidenta y ministra de Igualdad, en un gesto acorde a su nuevo puesto, introdujo al término de la fórmula de promesa la coletilla de "mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministras y Ministros", que imitaron casi todos sus colegas, a excepción de algunos de los varones, la ministra de Justicia, Dolores Delgado (que prometió la primera, en su rol de notaria mayor del Reino) y la ministra de Economía, Nadia Calviño, por un aparente descuido.

 

Como ocurrió el sábado en el mismo acto, la fórmula usada por todos los ministros ha sido la de la promesa, no el juramento, con un ejemplar de la Constitución y, por consiguiente, sin la Biblia y el crucifijo que en la legislatura anterior acompañaban a la mesa.

 

Los presidentes del Congreso, el Senado, el Tribunal Constitucional y el Supremo han asistido a esta ceremonia, que ha tenido lugar en el Salón de Audiencias, como es tradicional, y con la que abre su mandato el Gobierno con mayor presencia de mujeres de la Historia de España (el 61% del gabinete, contando al presidente), una proporción sin parangón en Europa y prácticamente en el mundo.

 

"Trabajar para construir la gran igualdad"


Después y uno a uno -en ocasiones con los exministros repetidos por el desglose de ministerios en el nuevo Gobierno- empezaron a sucederse los tradicionales traspasos de carteras con los que se escenifica la toma de posesión de los nuevos ministros en las sedes de sus departamentos, de manos de los anteriores titulares del Partido Popular, y ahí han continuado los mensajes significativos.

 

La primera fue la vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, quien en el Palacio de la Moncloa ha prometido ser una "jueza implacable" de sí misma para "estar a la altura" de la cartera que ha recibido de manos de la vicepresidenta saliente, Soraya Sáenz de Santamaría, junto a la que la nueva 'número dos' del Gobierno negoció la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

 

Calvo se ha comprometido a realizar un trabajo constante, con "rigor" y "pasión" para el que ha marcado como su gran objetivo: acabar con las desigualdades y "construir la gran igualdad, la que nos afecta a hombres y a mujeres".

 

Luego tomaron posesión de sus carteras la ministra de Justicia, la fiscal Dolores Delgado, de manos de Rafael Catalá; así como el ministro de Interior, el juez Fernando Grande-Marlaska, de parte de Juan Ignacio Zoido, en un acto en el que estaba presente el exministro socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

 

En el Ministerio de Trabajo, Magdalena Valerio ha recibido de Fátima Báñez el maletín que registra el cambio de nombre de un departamento que antes se llamaba de Empleo. Otra curiosidad en el nombre de un maletín se vivió en la sede del Ministerio de Hacienda, donde Cristóbal Montoro (que no habló en el acto de toma de posesión) pasó a María Jesus Montero una cartera en la que se podía leer "ministra de Hacienda" y no "ministro".

 

Pedro Duque, experiencia en "gestión" y no solo en "naves"


Como el actual Gobierno tiene cuatro ministros más que el anterior, en algunos traspasos y tomas de posesión había más entrantes que salientes, como ocurrió en el acto que compartieron Román Escolano (Economía) y Álvaro Nadal (Energía, Turismo y Agenda Digital) con los nuevos ministros Nadia Calviño (Economía), Reyes Maroto (Industria, Comercio y Turismo) y Pedro Duque (Ciencia, Innovación y Universidades).

 

También ha ocurrido en el Ministerio de Agricultura, donde Isabel García Tejerina ha hecho un doble traspaso al titular de esta área, Luis Planas, y a la nueva ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

 

Pedro Duque, el primer español que ha viajado al espacio y uno de los nombramientos estrella del Gobierno, ha manifestado su compromiso para que España entre "en el pelotón de cabeza en el que queremos estar" tanto en ciencia e innovación y ha reivindicado su experiencia "en gestión" y no sólo "en naves espaciales", al tiempo que prometió alcanzar "consenso" en las líneas estratégicas de este nuevo ministerio.

 

Por su parte, Nadia Calviño, hasta ahora Directora de Presupuestos de la Comisión Europea, ha subrayado de "ilusionante" el proyecto político del PSOE que le ha llevado a incorporarse al Gobierno de Pedro Sánchez y ha tenido palabras de agradecimiento para su familia y su predecesor, un "amigo" que también mostró "su compromiso con España" dejando su puesto de vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones para entrar en el Gobierno. Fueron testigos de este relevo, entre otros, los exministros Pedro Solbes y Joaquín Almunia.

 

La relación de amistad con sus predecesores la han subrayado más ministros, como el titular de Exteriores, Josep Borrell, respecto a Alfonso Dastis, con el que coincidió en las instituciones de la Unión Europea donde ambos han ejercido.

 

Paralelamente, en una de las tomas de posesión más solemnes, la que ha tenido lugar en el Ministerio de Defensa entre María Dolores de Cospedal y Margarita Robles, esta, emocionada, ha citado a la última ministra socialista del ramo, también mujer, la fallecida Carme Chacón: "Desde el amor profundo que tenemos por España, voy a trabajar por esta España unida y diversa a la vez, por la paz y por la libertad", ha dicho Robles.

 

Educación pública y concertada, bilingüe y trilingüe


También, el Ministerio de Educación ha sido el escenario de un doble traspaso de carteras. El extitular del departamento, Íñigo Méndez de Vigo, cede dos maletines a sendos sucesores, Isabel Celaá, que además de ministra de Educación también será portavoz del Gobierno, y al periodista, presentador y escritor Màxim Huerta, nuevo titular de Cultura y Deporte.

 

En unas pocas líneas -o en folios, como ha hecho la nueva ministra de Transición Ecológica-, muchos de los ministros han tratado de ofrecer directrices de su futura línea de trabajo. Lo ha hecho la nueva ministra de Educación y Formación Profesional, que fue consejera en esta materia en Euskadi, y que ha defendido una educación inclusiva, que no abandone a ningún alumno, en centros públicos pero también concertados, y con una enseñanza bilingüe y trilingüe, "cultivadora" de las lenguas cooficiales y signo de la diversidad de España, consciente de la necesidad de "pactar" con todos los grupos para una reforma educativa pendiente.

 

Recuperar la "palabra" y "las culturas"


Otros han tenido que hablar para aclarar comentarios anteriores, como ha hecho el nuevo ministro de Cultura y Deporte. Huerta ha aprovechado sus primeras palabras como ministro para matizar mensajes en Twitter que han aflorado tras su nombramiento en los que afirmaba: "odio el deporte".

 

"No me gusta el deporte... practicarlo", ha aclarado. "Voy a apoyar todo el deporte, porque son héroes y heroínas", ha prometido, y ha encomiado como parte de la cultura "el aplauso en el estadio" para ver a los "superhéroes" del deporte, al igual que otras manifestaciones culturales o artísticas.

 

El escritor y periodista ha dicho estar "muy orgulloso de ser el ministro de Cultura y Deporte" y de que este ministerio se recupere. "La cultura es lo que nos representa, la cultura somos nosotros" y "no puede ser de bandos, tiene que ser un orgullo de todos", ha ensalzado.

 

Por su parte, la nueva ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha demandado la necesidad de "recuperar la palabra" con Cataluña y el resto de las comunidades -ha citado al expresidente Mariano Rajoy para destacar la importancia de "escuchar, dialogar y consensuar"- al ponerse en frente de una tarea que esta política catalana considera "crucial para el futuro de nuestro país".

 

El mensaje más contundente frente al desafío independentista lo dio, sin embargo, la nueva ministra de Defensa: "No hay Estado de derecho si no hay Constitución. Con la Constitución, todo, diálogo y tolerancia. Fuera de la Constitución, nada", ha asegurado Margarita Robles ante la cúpula militar.



Enviando...

Comentarios

© Diario Si, C.B. – Todos los derechos reservados |Aviso legal | Contacto