domingo, 23 de septiembre de 2018
Región
Estás en: Diario Sí » Región » La Comunidad facilitó en 2017 la contratación de 454 mujeres maltratadas
región »

La Comunidad facilitó en 2017 la contratación de 454 mujeres maltratadas


Redacción / Agencias - Murcia • redaccion@diariosi.com » twitter: @diariosi » facebook.com/diariosi 07/03/2018 ( 08:29 )

Un total de 454 mujeres víctimas de violencia de género que se encontraban en paro lograron ser contratadas en 2017, tras su paso por el protocolo coordinado por el Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF) y la Dirección General de Mujer e Igualdad de Oportunidades para favorecer su inserción sociolaboral. Así, la cifra total de mujeres contratadas desde que en 2011 se puso en marcha el protocolo de la Comunidad asciende a 2.453.

 

Dado que el número acumulado de mujeres que han recibido orientación en esos siete años asciende a 3.959, el porcentaje de contrataciones totales se ha incrementado para situarse ahora en el 62 por ciento, frente al 57 por ciento que se registraba a la conclusión del año 2016.

 

La comisión de seguimiento del protocolo se ha reunido este martes y ha dado a conocer los datos correspondientes a 2017, un año en el que fue distinguido por la Comisión Europea con el premio Regiostars a la mejor medida en beneficio de la mujer. Uno de esos datos es que se ha producido un descenso de la cifra de usuarias españolas, ya que ahora representan el 68,5 por ciento del total, cuando un año atrás eran el 76 por ciento.

 

El informe elaborado por el SEF detalla que se ha prestado atención a mujeres de 48 nacionalidades, de las que la marroquí es la que mayor incidencia tiene tras la española, le siguen la ecuatoriana, la rumana, la colombiana, la paraguaya y la búlgara. En cuanto a la distribución por edades, un 59 por ciento de estas mujeres son mayores de 35 años, mientras que un 29 por ciento tienen entre 25 y 35 años y un 12 por ciento son menores de 25 años.

 

El informe refleja que las mujeres que realizan talleres o cursos de formación consiguen más contrataciones que las que no los hacen, de hecho, en este grupo el dato de inserción llega al 74 por ciento. Además, la asistencia frecuente a las citas de orientación laboral está directamente relacionada con una mayor probabilidad de encontrar empleo. Así, aquellas mujeres que realizan itinerarios de inserción de mayor duración (tres o más citas) presentan un índice de contrataciones que alcanza el 70 por ciento.

 

El director general del SEF, Alejandro Zamora, destacó que “las cifras de inserción son cada vez más positivas, y eso es algo que Europa quiso reconocernos con el premio Regiostars. El protocolo es fundamental para estas mujeres, porque les ofrece un acompañamiento integral y les muestra qué pasos dar para conseguir un empleo o la formación necesaria”.

 

Futuras opciones: cursos ‘online’ y guía para empresas

 

Durante la reunión se analizó la posibilidad de implantar nuevas medidas que aumenten la sensibilización e información sobre esta materia, como la creación de un curso a través de la plataforma formativa ‘online’ Formacarm que abordara aspectos como la brecha de género.

 

Otra de las iniciativas es elaborar una guía que resuelva a las empresas de la Región todas las dudas acerca de la contratación de mujeres víctimas de violencia de género, como las ayudas de las que pueden beneficiarse o cómo pueden localizar profesionales a través de las oficinas de Empleo.

 

Funcionamiento del protocolo

 

La coordinación entre el SEF y la Dirección General de Mujer se produce a través de la red de Centros de Atención Especializada para Mujeres Víctimas de Violencia de Género (CAVI), que ofrece atención de forma integral y continuada a las mujeres víctimas de violencia, y donde se les propone la posibilidad de ser atendidas por un orientador del SEF para el diseño de un itinerario personalizado de inserción sociolaboral.

 

La atención en una oficina de empleo proporciona a estas mujeres una información útil y actualizada de las convocatorias de ayudas, becas, subvenciones, ofertas formativas y otras acciones de su interés. Además, el orientador examina la situación profesional de cada una, de cara a conocer su cualificación y necesidades formativas. Con esta información se planifica su itinerario de inserción y, si es necesario, un programa formativo específico que permita cualificarla para desarrollar una profesión.



Enviando...

Comentarios

© Diario Si, C.B. – Todos los derechos reservados |Aviso legal | Contacto