lunes, 18 de diciembre de 2017
Estás en: Diario Sí » Ucomur » Pedreño demanda un concepto común que defina a las empresas de economía social en toda Europa
bruselas »

Pedreño demanda un concepto común que defina a las empresas de economía social en toda Europa


Redacción - Murcia • redaccion@diariosi.com » twitter: @diariosi » facebook.com/diariosi 29/03/2017 ( 09:32 )

El presidente de Social Economy Europe intervino en la audiencia conjunta.
El presidente de Social Economy Europe intervino en la audiencia conjunta.

Juan Antonio Pedreño, como presidente de Social Economy Europe (SEE), incidió en su intervención en el Parlamento Europeo en la necesidad de «un concepto claro» para toda la Unión «que defina a las empresas de la economía social, estableciendo unas características comunes» que las identifique como entidades pertenecientes a este modelo.

 

En su intervención en la Comisión de Asuntos Legales y de Empleo y Asuntos Sociales en Bruselas, remarcó la postura de SEE a la hora de valorar la iniciativa de la Cámara para elaborar un estatuto para las empresas sociales y solidarias, ya que «este es un debate que tiene un impacto muy directo en las empresas europeas de economía social y en su  desarrollo en diferentes países y regiones de los estados miembros».

 

El presidente de SEE expuso la necesidad de que las medidas impulsadas desde la Unión Europea en el ámbito de la economía social «no se limiten a las empresas dedicadas a la inserción social de colectivos en exclusión», como ocurre en la actualidad.

 

«La economía social abarca un conjunto más amplio de formas de empresa como por ejemplo, las cooperativas, las mutualidades, las fundaciones y asociaciones que llevan a cabo actividad económica, las instituciones paritarias de protección social y las empresas sociales», explicó.

 

Así, puso de manifiesto que estas son «empresas de todos los tamaños y que desarrollan su actividad en todos los sectores», además de «compartir unos valores y características que dan forma a un modelo de producción al servicio de las personas».

 

Juan Antonio Pedreño propone a la Comisión Europea que trabaje en la elaboración de un instrumento jurídico no vinculante y en una recomendación para los países de la Unión «que establezca dichas características y especificidades», y que «se identifiquen a nivel europeo los modelos de empresa que responden a estos criterios y que es necesario fomentar».

 

De este modo «cada Estado miembro podrá regular y fomentar en el ámbito de sus competencias el modelo de empresa de economía social, de acuerdo con sus principios fundamentales». Además, ese concepto de empresa de economía social, «debe ser utilizado por todas las instituciones europeas y, en especial, por la Comisión Europea en sus medidas e iniciativas socioeconómicas».

 

El presidente de SEE insistió en en la necesidad de impulsar una política europea para el conjunto de la economía social, «que saque provecho de todo su potencial socioeconómico y fomente este modelo de empresa».

En los últimos años, el Parlamento Europeo ha impulsado medidas destinadas a facilitar el acceso de las empresas sociales a financiación, a incrementar su visibilidad y a mejorar la configuración de marcos normativos, ya que se considera la economía social «como un actor socioeconómico primordial», añade Pedreño.

 

Entre las líneas de trabajo que se han seguido desde las instituciones europeas, destaca la propuesta de elaborar un Plan de acción comunitario para la economía social y las empresas del sector, iniciativa apoyada por las comisarias responsables de políticas de empresa y de empleo.

 

En este sentido, desde Social Economy Europe «apoyamos esta propuesta de Plan porque es necesaria una política europea para el conjunto de la economía social, un modelo que abarca en la Unión Europea a 2 millones de empresas y entidades, da empleo a más de 14,5 millones de personas y supone el 8 por ciento del Producto Interior Bruto comunitario».

 

La organización SEE defiende y representa a toda la economía social europea a través de su amplia base asociativa, que incluyen a las organizaciones europeas de las mutuas y cooperativas de seguros (AMICE), las mutuas de salud (AIM), las fundaciones (Centro Europeo de Fundaciones), las asociaciones de interés general (CEDAG), las empresas de inserción (ENSIE), las instituciones paritarias de protección social (AEIP), los bancos e instituciones financieras éticas (FEBEA) y de las ciudades y regiones por la Economía Social (REVES).

 

Asimismo, incorpora a organizaciones estatales del sector en países como Bélgica, Francia, Italia, Portugal y España.

 

 

En su trabajo con las instituciones, Social Economy Europe promueve la economía social ante el Parlamento Europeo y el Comité Económico y Social Europeo (CESE), trabajando con ellos en estrecha colaboración a través de su Categoría de Economía Social y su Grupo de Estudio de Empresas de la Economía Social.

 

Además, manteniendo un diálogo constante con las Comisarias Bienkowska y Thyssen y sus equipos para fomentar esta política europea.

 

La economía social fomenta un modelo de empresa cuyos beneficios son un medio para mantener y crear empleo de calidad, redistribuir la riqueza entre los miembros, las personas implicadas en la empresa o entidad y la sociedad, contribuir al interés general y crear mejores condiciones de vida para las personas y las comunidades locales.



Enviando...

Comentarios

© Diario Si, C.B. – Todos los derechos reservados |Aviso legal | Contacto