viernes, 16 de noviembre de 2018
Universidad de Murcia
Estás en: Diario Sí » Universidad de Murcia » «Estoy en disposición de contribuir a resolver problemas que afectan a la universidad»
ENTREVISTA »

«Estoy en disposición de contribuir a resolver problemas que afectan a la universidad»


Redacción - Murcia • redaccion@diariosi.com » twitter: @diariosi » facebook.com/diariosi 27/02/2018 ( 10:03 )

¿Qué le lleva a presentarse a las elecciones a Rector de la Universidad de Murcia?

 

No hay una única razón, sino una suma de ellas que se concretan en el convencimiento de que, en este momento de mi vida personal y profesional, estoy en disposición de contribuir a resolver problemas que afectan al presente de la universidad y, sobre todo, a devolver a nuestra comunidad universitaria la ilusión en un proyecto común basado en la calidad de la docencia, la investigación y la transferencia de conocimiento a la sociedad.

 

¿Qué puede ofrecer a la comunidad universitaria?

 

Lo primero y principal, ilusión, trabajo y confianza. También experiencia en la gestión universitaria tanto en la Universidad de Murcia, como en la Universidad Politécnica de Cartagena. Y una percepción muy práctica y realista de la necesidad de reforzar las relaciones de la Universidad de Murcia con el mundo de la empresa.

 

¿Si tuviera que elegir alguna seña de identidad de su propuesta rectoral, cuál sería?

 

Nuestro lema, “La Universidad que queremos”, fija muy claramente el objetivo de las personas que estamos trabajando en la candidatura. Por una parte, nos anima el amor a la institución que profesionalmente nos lo ha dado todo y que nos ha hecho crecer como personas. Y por otra, y como consecuencia natural, nos mueve la voluntad de trabajar por que la de Murcia sea la universidad moderna y prestigiada que todos deseamos. Una universidad reconocida nacional e internacionalmente por la excelencia de su docencia y de su investigación, por la transferencia del conocimiento y por sus relaciones con el entorno social y empresarial. Pero también una universidad abierta y cercana; una universidad inclusiva, en la que todos somos necesarios para alcanzar nuestras metas.

 

Háganos un diagnóstico del estado actual de la UMU. ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la Universidad de Murcia?

 

La Universidad de Murcia tiene ante sí un doble escenario de actuación y reforma. Por una parte, están las que podríamos calificar como “reformas estratégicas” definidas en función de las líneas o ejes que orientan un proyecto o modelo de universidad. En nuestro caso, consideramos prioritaria la búsqueda de la excelencia en el cumplimiento de la función docente e investigadora que es razón de ser de la universidad. Y para ello es preciso avanzar en los ámbitos de la internacionalización, la calidad, las relaciones con la sociedad y la empresa y la gobernanza y buen gobierno. Esos son nuestros ejes estratégicos. Por otra parte, hay que hablar de reformas coyunturales (y urgentes), fundamentalmente referidas a las condiciones en que las personas que trabajamos en la universidad podemos hacerlo para que ésta alcance sus objetivos. Desde esta perspectiva hay problemas cuya solución no admite demora, como la situación de los profesores asociados, el envejecimiento de la plantilla que dificulta la continuidad de líneas de investigación, la inaceptable proporción de empleados interinos, la inexistencia de un estudio de plantilla del PAS o el alto precio de matrícula en los másteres que está impidiendo a nuestros estudiantes dar continuidad a sus estudios.

 

¿Es suficiente el presupuesto actual de la UMU para conseguir esa universidad por la que usted aboga?

 

El problema básico a resolver por la Economía es cómo atender necesidades que son ilimitadas con recursos que son escasos. Y, obviamente, en la universidad pasa lo mismo: nuestras necesidades siempre superan los recursos disponibles. En todo caso, y por fijar prioridades, es necesario y urgente mejorar las plantillas de PDI y PAS, facilitar el acceso a los estudios a personas con dificultades económicas, renovar y financiar adecuadamente los materiales y equipamientos para las prácticas docentes y dotarnos de los recursos e infraestructuras necesarias para ayudar a nuestros investigadores  en la captación de proyectos.

 

El plan de financiación plurianual ha aportado tranquilidad para el futuro próximo. ¿En qué habría que mejorar en este aspecto?

 

En el corto plazo es necesario disponer de una línea adicional vinculada a los procesos de consolidación, estabilización y rejuvenecimiento de la plantilla tanto del PDI como del PAS. Y también vamos a explorar las posibilidades para aumentar la cofinanciación FEDER para el desarrollo del Campus de Ciencias de la Salud. En el medio plazo es preciso reducir la brecha de financiación pública hasta conseguir que la subvención nominativa cubra el 100% del techo de gasto autorizado. Y también acordar con la CARM un Plan Director de Inversiones que permita una potenciación de la investigación y la docencia acorde a las necesidades y potencialidades de una universidad del siglo XXI. Estoy convencido que la inversión en el sistema educativo es muy rentable. Mi empeño será convencer a la administración regional de que este plan de inversiones impactará muy positivamente en el crecimiento de la Región de Murcia.

 

¿En qué aspectos se podría avanzar en la captación de recursos externos?

 

Por una parte, es necesario favorecer y apoyar la captación privada de recursos a través del mecenazgo y sistemas de crowdfunding; y para ello es necesario un plan de comunicación específico porque nadie pone dinero en lo que no conoce. Y por otra, debemos potenciar aquellas acciones, proyectos y unidades que permitan acudir a nuestros grupos de investigación con mayores garantías de éxito a las convocatorias nacionales e internacionales de investigación.

 

Háblenos de su equipo. ¿Qué ha pretendido repartiendo las áreas en la manera en que lo ha hecho y qué le ha llevado a elegir a ese equipo precisamente?

 

Se trata de un equipo amplio, equilibrado y representativo de los diferentes centros y unidades que conforman nuestra universidad y de las muy variadas sensibilidades que los universitarios tenemos como ciudadanos. Bajo ese presupuesto, la elección de unas concretas personas tiene que ver fundamentalmente con la confianza en un proyecto común y con la capacidad para gestionar la universidad desde el día siguiente a ganar las elecciones.

 

Nunca, en la historia de la Universidad de Murcia ha habido tantos candidatos a Rector ¿Denota eso que hay un mayor interés por nuestra universidad que en otras épocas?

 

Simplemente revela que a los universitarios nos preocupa el presente y el futuro de la nuestra universidad y que queremos comprometernos por ella. Hace cuatro años ya concurrieron cuatro candidaturas, ahora hay una más. Más allá de los quebraderos de cabeza que eso pueda representar para las diferentes estrategias electorales, creo que es una buena noticia que en la Universidad de Murcia haya tantas personas dispuestas asumir la responsabilidad de su gestión y representación.

 

¿Cuáles son las principales carencias que tiene ahora mismo el PAS? ¿Cuál va a ser su política en este ámbito?

 

El problema fundamental es la falta de un modelo de plantilla actualizado. Y sobre el mismo, la falta de una verdadera carrera profesional, la inexistencia de una formación vinculada a ella, la inseguridad en materia de ascensos y, en último término, la desmotivación y el desánimo que se percibe entre el personal de administración y servicios. Por tanto, es urgente elaborar un estudio de la plantilla del personal de administración y servicios conforme a criterios de certidumbre, eficiencia y equidad. Y también debe existir una verdadera dirección integral de recursos humanos que incida en la motivación y formación de nuestra plantilla, así como en el reconocimiento profesional y en el derecho a la promoción.

 

¿Y con respecto al profesorado?

 

Después del daño tremendo que la política de recortes característica de la última crisis económica ha hecho en la plantilla del PDI de la Universidad de Murcia, es urgente diseñar una política de profesorado que permita la conciliación entre las necesidades específicas de los departamentos, cuyas plantillas se han visto mermadas durante estos años y el derecho a la promoción y estabilización del profesorado que va obteniendo su correspondiente acreditación. Además, y con la misma urgencia, debemos definir un plan estratégico de consolidación de empleo del profesorado asociado y mejorar las condiciones laborales de este colectivo.

 

Háblenos del tema de los alumnos, ¿cuáles son sus planes en este terreno?

 

Nuestro programa incorpora un extenso listado de medidas con las que tratamos de resolver problemas muy identificados que afectan a los estudiantes. Por ejemplo, la necesidad de apoyar a los centros para mejorar la programación docente y corregir la sobrecarga de tiempo de trabajo autónomo del estudiante a la que ha conducido la implantación de los nuevos títulos, la mejora de la política de becas, la rebaja del precio de los másteres para equipararlo al de los grados o ampliar el número de plazos para pagar la matrícula sin coste alguno adicional. También hace falta actualizar infraestructuras docentes y mejorar las condiciones de vida en los diferentes campus de nuestra universidad. Tampoco podemos olvidar a los más desfavorecidos socialmente que quedan fuera de las becas generales o a quienes tienen problemas de accesibilidad. Hay que redoblar los esfuerzos por la inclusión social a todos los niveles dotando más ayudas complementarias y mejorando de forma continua nuestras infraestructuras.

 

¿Qué nos puede decir del tema de la investigación?

 

La investigación debe ser una actividad cotidiana del profesor universitario. Por ello, debemos propiciar que todo nuestro PDI ejercite plenamente su derecho a la investigación, componente imprescindible de su trabajo y vocación, y también elemento esencial de su evaluación y promoción. En particular, debemos dinamizar el potencial investigador de nuestra universidad para lograr un salto cualitativo en este ámbito,  imprescindible en el quehacer universitario y decisivo para el posicionamiento y la proyección internacionales de nuestra universidad. Asimismo, hemos de incrementar la difusión y transferencia de conocimiento para conectar la investigación de la universidad con la sociedad y potenciar nuestra visibilidad nacional e internacional. Para ello es imprescindible actualizar las infraestructuras y sistemas de gestión para mejorar el apoyo científico y técnico de nuestros grupos de investigación. Asimismo, hay que potenciar la actividad de divulgación de la actividad científica para que la sociedad en general, y el tejido productivo en particular, conozcan qué aporta la Universidad de Murcia. Todo esto se concretará en la elaboración de una Estrategia de Investigación y Transferencia de la Universidad de Murcia.

 

En cuanto a la cultura, ¿nos puede hablar de cuáles serán sus principales directrices en este ámbito?

 

Entre las funciones de la universidad están, como es bien sabido, la creación, desarrollo, transmisión y crítica de la ciencia, de la técnica y de la cultura, y la difusión, valorización y transferencia del conocimiento al servicio de la cultura, de la calidad de la vida y del desarrollo económico. Creemos que la Universidad de Murcia debe ser el principal referente social y cultural de la Región de Murcia. Y por ello definiremos una política cultural con participación de toda la comunidad universitaria que se concrete en una programación que proporcione identidad, proyección y refuerzo de la institución. Estamos especialmente interesados en la reactivación plena de las aulas de cultura y en la custodia, preservación y digitalización de nuestro patrimonio.

 

La internacionalización es otro de los puntos fuertes de una universidad actual, ¿qué piensa sobre ello? ¿cuál es su proyecto?

 

La internacionalización es, en efecto, esencial para la integración de la comunidad universitaria en el mundo actual. La Universidad de Murcia debe fortalecer su internacionalización para dar respuesta a la competitividad global, a la mundialización de la oferta educativa y a la formación de futuro de nuestros estudiantes. Para ello, es necesario consolidar un Plan de Formación Lingüística provisto de un conjunto de incentivos que permita a estudiantes, PDI y PAS obtener una sólida formación y acreditación en idiomas que facilite el desarrollo de los objetivos de internacionalización de la UM. Asimismo, es preciso potenciar el reconocimiento internacional de nuestra universidad para conseguir una mejora en el posicionamiento dentro de los principales rankings de referencia universitaria.

 

También es crucial cómo difundimos lo nuestro. ¿Qué nos puede decir del ámbito de la comunicación?

 

Somos muy conscientes de la importancia de la comunicación en el mundo actual. Estamos plenamente convencidos de lo urgente que resulta elaborar un Plan Director de la Comunicación de la Universidad de Murcia que refuerce la política de comunicación y contribuya a mejorar la visibilidad de nuestras actividades. Asimismo, es preciso actualizar el manual de identidad e imagen corporativa y comunicación, rediseñar de forma global la web institucional y desarrollar de manera integral el Portal de Transparencia de nuestra universidad para que la rendición de cuentas sea completa y efectiva.

 

¿Cuál es su posición con respecto a la Convalecencia como sede del Rectorado?

 

El rectorado, como sede institucional de la Universidad de Murcia, debe seguir en la ciudad de Murcia y en el edificio de La Convalecencia. Cuestión distinta es la ubicación de los diferentes servicios administrativos que, de hecho, actualmente ya están repartidos entre los dos campus. Lo importante aquí es garantizar que en cada uno de los campus los estudiantes, los profesores e investigadores y el personal de administración y servicios puedan realizar todos los trámites administrativos que les afecten y que exigen la personación sin necesidad de desplazarse.

 

¿En qué ámbitos hay que poner especial énfasis para conseguir que la Universidad de Murcia gane en competitividad?

 

En calidad, en internacionalización y en transferencia del conocimiento. Son ejes de nuestro programa electoral como también lo es el mejorar las relaciones con la sociedad de manera efectiva y eficaz.

 

¿Qué debería dejar claro la Universidad de Murcia ante las autoridades regionales en el tema de la UCAM?

 

La Universidad de Murcia no tiene que “dejar claro” nada a nadie en relación con una institución privada, sea la UCAM o cualquier otra. Lo que sí tenemos que explicar a las autoridades regionales y a los ciudadanos de la Región de Murcia es que la Universidad de Murcia existe como fruto de una decisión política de extraordinario calado que transciende a la generación que en su día la adoptó hace ahora algo más de 100 años: crear una universidad pública para el desarrollo de unas funciones docentes, de investigación y de transferencia del conocimiento que solo pueden ser satisfechas debidamente y en interés general desde el sector público. Por eso la Universidad de Murcia se mantiene y justifica diariamente como uno de los principales motores del desarrollo económico, científico, cultural y social de nuestra región. Y por eso, en fin, se sostiene financieramente con el esfuerzo de todos los ciudadanos.

 

Entre los últimos 10 candidatos a Rector de la UMU no ha habido ninguna mujer. Y en sus 102 años de historia tan sólo una.  ¿Por qué ocurre esto en una institución en el que hay más mujeres que hombres? ¿Qué medidas va a tomar en el ámbito de la Igualdad?

 

Empezando por el final, la política de igualdad entre hombres y mujeres debe ser transversal y, por tanto, debe estar presente en el completo proceso de generación y puesta en marcha de medidas de todo tipo en la Universidad de Murcia. En particular, creemos que es necesario aprobar un nuevo Plan de Igualdad de Género que incorpore políticas activas que favorezcan la participación de la mujer en ámbitos donde su presencia se revela deficitaria.

 

En cuanto a las actuales elecciones al rectorado, quiero destacar que en el conjunto de las cinco candidaturas se da una representación muy equilibrada entre hombres y mujeres, lo cual es una magnífica noticia. Es verdad que ninguna de ellas está encabezada por una mujer. Y más allá de motivaciones particulares, el hecho mismo pone de relieve que si esto ocurre en ámbitos donde tanto se ha avanzado en materia de igualdad como es la administración pública y la universidad, todavía queda mucho camino por avanzar para lograr que la igualdad entre hombre y mujeres sea verdaderamente real y efectiva.

 

Exprésenos, por último, un deseo para estos próximos cuatro años. ¿Cómo le gustaría ser recordado en el futuro si logra alcanzar el Rectorado?

 

La respuesta a esta pregunta la reservo para otro momento.



Enviando...

Comentarios

© Diario Si, C.B. – Todos los derechos reservados |Aviso legal | Contacto