viernes, 16 de noviembre de 2018
Universidad de Murcia
Estás en: Diario Sí » Universidad de Murcia » «Quiero devolver parte de todo lo que la UMU me ha dado durante los 25 años que llevo en ella»
entrevista »

«Quiero devolver parte de todo lo que la UMU me ha dado durante los 25 años que llevo en ella»


Redacción - Murcia • redaccion@diariosi.com » twitter: @diariosi » facebook.com/diariosi 27/02/2018 ( 09:31 )

¿Qué le lleva a presentarse a las elecciones a Rector de la Universidad de Murcia?

 

Mi deseo, y mi ilusión, para impulsarla en la dirección correcta que necesita para ser una gran universidad. Quiero devolver parte de todo lo que la UM me ha dado durante los 25 años que llevo en ella. Durante este tiempo, partiendo de cero y con ese apoyo, he liderado un grupo de excelentes personas que hemos construido juntos aquí un laboratorio de referencia internacional. Por supuesto, la UM no parte de cero, sino que cuenta con enormes potencialidades, pero creo requiere urgentemente de un liderazgo con objetivos claros y de un equipo comprometido para colocarla entre las principales universidades del mundo.

 

¿Qué puede ofrecer a la comunidad universitaria?

 

Independencia, solvencia, transparencia e ilusión. Un impulso para poner a la UM entre las mejores universidades, con la ayuda de un equipo competente, que conoce nuestra institución y quiere, con la colaboración de todo su personal, hacer que todos, la comunidad universitaria y los ciudadanos de la región de Murcia se sientan orgullosos de la UM. Modestamente, creo además que he demostrado grandes dosis de tesón y capacidad de gestión y unas ideas muy claras sobre el camino a emprender en estos próximos años. Mi trayectoria avala mi candidatura y avala mi independencia de partidos políticos o grupos de poder en la UM, lo cual es una garantía basada en la evidencia de que mi único compromiso es mi universidad.

 

¿Si tuviera que elegir alguna seña de identidad de su propuesta rectoral, cuál sería?

 

Pensando en grande. Vamos a superar viejos complejos. La UM es una gran institución, fundamental para la región, pero tiene que ser mucho mejor. Evolución constante y cambio de rumbo hacia el éxito colectivo. Hay que progresar paso a paso hacia metas ambiciosas que realmente reflejen el valor de nuestra universidad y de las personas que en ella trabajamos.

 

Háganos un diagnóstico del estado actual de la UMU. ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la Universidad de Murcia?

 

La UMU es una institución con más de 100 años. Como consecuencia de su evolución ha desarrollado servicios de calidad, pero también prácticas que requieren cambios para que pueda prestar adecuadamente las que son sus principales labores: servir de promoción social a través de una educación de calidad y ser un partícipe activo y líder en la generación de conocimiento.

 

Vivimos en un mundo globalizado, no sólo competimos con otras universidades del entorno, sino con las del resto de España, de Europa y del mundo. El principal reto de la UM es hacerse visible en este contexto y en estas circunstancias, lo cual implica, entre otras cosas, mejorar nuestra posición en los ránquines de docencia e investigación. Mejorar aspectos claves nos hará avanzar en los ránquines y desarrollar círculos virtuosos.

 

¿Es suficiente el presupuesto actual de la UMU para conseguir esa universidad por la que usted aboga?

 

La UM tiene un problema de falta de ingresos. La financiación recibida por parte de la administración regional es baja cuando se compara con otras universidades. Mi intención es trabajar intensamente para que la UM tenga lo que corresponde a la principal referencia de educación superior en la región y utilizar eficientemente esos recursos para hacer que también sea una referencia internacional. Pero, además, es muy importante que aumentemos los recursos que obtenemos en convocatorias competitivas estatales y europeas. Además, tenemos sin duda que considerar otras posibilidades relacionadas con el mecenazgo y las donaciones, aspectos en los cuales creo que nuestra propuesta de gobierno plantea medidas muy interesantes y que no aparecen en los programas de las otras candidaturas. Son medidas inspiradas en prácticas habituales en otras universidades, lo cual demuestra que son realistas y viables.

 

El plan de financiación plurianual ha aportado tranquilidad para el futuro próximo. ¿En qué habría que mejorar en este aspecto?

 

La financiación que se recibe está casi exclusivamente centrada en los pagos de personal y no facilita la resolución de algunos de nuestros problemas cada vez más graves, como son el envejecimiento de la plantilla (tanto de PAS como de PDI) o el grave problema de los profesores asociados. Por tanto, hemos de explicar convincentemente a la administración regional que dignificar el trabajo de los asociados requiere una mayor financiación, que la universidad requiere de una plantilla estable a tiempo completo que cubra las necesidades estructurales y que todo nuestro personal -PAS y PDI- tiene derecho al desarrollo de una carrera profesional como reconocimiento a su esfuerzo. Si queremos una universidad pública que sea un referente nacional e internacional, es necesaria una adecuada financiación. Adicionalmente, las aportaciones para inversiones son notablemente escasas, no habiéndose recuperado del periodo de crisis.

 

¿En qué aspectos se podría avanzar en la captación de recursos externos?

 

Como mencionaba antes, existen tres vías fundamentales. Debemos concurrir más y mejor a todo tipo de convocatorias externas de proyectos. No es descabellado pensar que en un plazo de 4 años deberíamos haber duplicado el montante de fondos que actualmente se obtiene. Por un lado, la puesta en valor del trabajo que se hace en la UM, realizando una mejor transferencia de conocimiento tanto con las empresas como con otras administraciones. Por otro, promoviendo el mecenazgo, haciendo que la UM sea un orgullo para los ciudadanos de la región y que la sientan como suya, contribuyendo de forma directa a su financiación. Necesitamos que la sociedad civil sienta su universidad y contribuya directamente en su mejora.

 

Háblenos de su equipo. ¿Qué ha pretendido repartiendo las áreas en la manera en que lo ha hecho y qué le ha llevado a elegir a ese equipo precisamente?

 

He tenido en cuenta dos requisitos. Que cada persona tuviera el perfil más adecuado para el desempeño con absoluta garantía de su ámbito de trabajo en nuestro proyecto. Esto implica personas solventes y competentes, con una carrera profesional previa que demuestra su valía. Añadido a esto, lo más importante es que compartieran mi visión de universidad y que tuvieran tanta ilusión como tengo yo por poder desarrollar este proyecto que situará a la UM en el sitio en el que merece estar, con ambición y con ideas claras de cómo conseguirlo.

 

Nunca, en la historia de la Universidad de Murcia, ha habido tantos candidatos a Rector ¿Denota eso que hay un mayor interés por nuestra universidad que en otras épocas?

 

Creo sin duda que es una buena noticia. Denota el interés de muchas personas por nuestra universidad. Además, también es algo similar a lo que se observa en la sociedad en general, con un incremento de las opciones y la fragmentación de voto. En cierta medida, también es posible que refleje que hay todavía ciertos sectores con una visión patrimonialista y clientelar y otros que quieren, como yo, desean fervientemente cambiar esas prácticas. Creo que la UM se merece un Rector independiente de grupos de poder internos o externos y comprometido exclusivamente con nuestra universidad.

 

¿Cuáles son las principales carencias que tiene ahora mismo el PAS? ¿Cuál va a ser su política en este ámbito?

 

Quizás el prioritario, porque de él dependen buena parte de los demás, es definir de manera correcta y profesional las características de los puestos de trabajo, sólo así se puede aspirar a una carrera profesional bien diseñada, a definir la formación precisa y a hacer transparente el proceso de promoción. Adicionalmente, hay un número excesivo de interinos en el PAS. Tan pronto como la legislación nacional lo permita, procederemos a su estabilización. Quiero enfatizar, que sin un PAS motivado nuestra universidad no podrá mejorar. El PAS constituye el tronco fundamental de nuestra institución y lo necesitamos alineado con nuestras estrategias.

 

¿Y con respecto al profesorado?

 

Hay un elemento común: la precarización e inestabilidad que padecen los profesores asociados. Dada la diversidad de este colectivo, no existe una solución única. Nuestra propuesta consiste en una mejora salarial de carácter general junto con abrir opciones de consolidación a ciertos grupos, como por ejemplo los que ya son doctores y están acreditados. La docencia y la investigación tienen características diferentes según la rama de conocimiento, pensamos que estas diferencias se tienen que tener en cuenta. Y por supuesto es irrenunciable continuar con las políticas de promoción del PDI. Además de cuestiones laborales, vamos a afrontar un ambicioso proyecto en colaboración con las facultades para reestructurar la ordenación académica, ofrecer servicios de apoyo a la docencia y promover el bilingüismo y la movilidad, entre otras iniciativas que hemos presentado en el programa. Y queremos destacar también las medidas de apoyo a las profesoras que además son madres de menores de 3 años, pues lo incluiremos en las reducciones de VALDOC.

 

Háblenos del tema de los alumnos, ¿cuáles son sus planes en este terreno?

 

En nuestros planes destacan dos ideas. Por un lado, que no se queden fuera de la universidad personas por dificultades económicas. Para ello abogamos por reducir el precio de los másteres no habilitantes y pondremos en marcha becas-salario para alumnos afectados por situaciones sobrevenidas. Por otro lado, aumentar la calidad de la enseñanza y mejorar la posición de la universidad en los ránquines nos permitirá desde facilitar su inserción laboral (verdadero termómetro de la efectividad de una universidad) hasta, por ejemplo, conseguir mejores destinos en el programa Erasmus, ya que será más fácil firmar convenios con las mejores universidades. Por otro lado, llevaremos a cabo acciones en infraestructuras que facilitarán la vida en los campus como son la Casa del Estudiante, los espacios de socialización o nuevas infraestructuras deportivas.

 

¿Qué nos puede decir del tema de la investigación?

 

Nuestra intención es apoyar a los jóvenes investigadores, generando convocatorias específicas para grupos nóveles y para PDI que nunca ha sido IP de proyecto. También queremos atraer talento del exterior, que de hecho pueden ser muchos de nuestros brillantes antiguos alumnos que se encuentran en otros centros. Otro elemento clave es reducir los obstáculos burocráticos y apoyar a los investigadores para, por ejemplo, poder acudir a las convocatorias nacionales e internacionales de ayuda a la investigación con mayores garantías de éxito. Necesitamos haber sido capaces de tener en la UM varios proyectos del Consejo Europeo de Investigación en los próximos años. Nos preocupa además especialmente apoyar e incentivar de manera decidida la investigación en las áreas de humanidades, artes y ciencias sociales y jurídicas.

 

En cuanto a la cultura, ¿nos puede hablar de cuáles serán sus principales directrices en este ámbito?

 

La cultura científica será nuestra marca. En un mundo donde continuamente se observa la promoción de ideas contrarias al saber científico y que persiguen engañar a la sociedad, la UM debe ser un referente de claridad, rigurosidad y desenmascarar a aquellos que difunden falsedades y, en la mayoría de los casos, buscan lucrarse falseando la realidad. También queremos potenciar la UM como motor cultural en la región a través de proyectos vinculados al Campus Mare Nostrum y proyectos específicos como premios artísticos, promoción de las publicaciones digitales en acceso abierto y un proyecto de desarrollo de la red de Sedes Permanentes que contribuirá a esa necesaria relación entre la UM y la sociedad murciana.

 

La internacionalización es otro de los puntos fuertes de una universidad actual, ¿qué piensa sobre ello? ¿cuál es su proyecto?

 

La mejor manera de aumentar nuestro grado de internacionalización es posicionando a la UM en puestos relevantes en los ránquines internacionales. La UM tiene una notable incapacidad para atraer alumnos extranjeros para nuestros masters y doctorados, en parte debido a nuestra baja posición en ellos. Yo conozco bien como aplicar estrategias para revertir esta situación pues en el laboratorio de óptica han pasado decenas de estudiantes de doctorado de todo el mundo en los últimos años. Podemos hacerlo y tenemos que hacerlo sin perder más tiempo en toda la universidad. Desde el punto de vista de nuestros alumnos, la formación en idiomas es vital. Hoy en día, conocer al menos el inglés es un requisito para obtener un empleo de calidad. Uno de nuestros vicerrectorados lleva el nombre de bilingüismo precisamente por ello y lo vamos aplicar.

 

También es crucial cómo difundimos lo nuestro. ¿Qué nos puede decir del ámbito de la comunicación?

 

La comunicación la entiendo como una forma de promocionar y posicionar globalmente a la UM. Así, un área preferente en nuestro equipo es la transferencia de conocimiento. En la región de Murcia hay empresas muy potentes y hemos de conectar con ellas, demostrándoles que tenemos servicios de calidad que ofrecer. Igualmente, la conexión con la sociedad es el otro elemento. Pondremos en marcha iniciativas para que los ciudadanos de la región de Murcia conozcan aún mejor todo lo que la UM hace por ellos. Y por supuesto la importancia de la divulgación, queremos que se conozca nuestro trabajo en todas las ramas de conocimiento y eso exige una buena política de comunicación y transparencia.

 

¿Cuál es su posición con respecto a la Convalecencia como sede del Rectorado?

 

Nosotros desde el principio hemos dicho siempre lo mismo, independientemente de que nuestra audiencia estuviera en un campus o en otro. El Rectorado seguirá en Convalecencia, puesto que es un edificio emblemático, tanto para la UM como la ciudad de Murcia. Los servicios centrales se deberían trasladar al Campus de Espinardo, sin que eso signifique que el Campus de la Merced quede desabastecido. De hecho, y ligándolo a la pregunta anterior, Convalecencia será el punto de conexión principal entre la UM y los ciudadanos de la ciudad y de la región, puesto que queremos que sea un foro donde se difunda a la sociedad lo que la UM aporta.

 

¿En qué ámbitos hay que poner especial énfasis para conseguir que la Universidad de Murcia gane en competitividad?

 

Un personal motivado es el primer elemento. La motivación entra cuando la discrecionalidad sale, la ilusión crece cuando existe claridad y transparencia; y esto lo vamos a conseguir. La docencia de calidad es el segundo ámbito, sin ella, una universidad no es nada. Vamos a reducir la carga burocrática del PDI para facilitar su dedicación a la docencia y a la investigación. Y vamos a promover la especialización del PAS vinculando su perfil profesional a su puesto de trabajo. Otro elemento clave es mejorar la formación en idiomas, con una estrategia bien definida. El tercer punto es ser capaces de retener y atraer el talento necesario para catapultar la UM a nuevas cotas.

 

¿Qué debería dejar claro la Universidad de Murcia ante las autoridades regionales en el tema de la UCAM?

 

He manifestado en varias ocasiones que a mi personalmente me gusta la competencia. Pero la competencia desleal no es competencia, es abuso. En primer lugar, pedimos a las autoridades regionales que apliquen a la UCAM los mismos requerimientos de calidad en la docencia y de formación de su personal que se exigen a la UM. En segundo lugar, y con especial incidencia en el campo de Ciencias de la Salud, exigiremos que los hospitales públicos estén ligados exclusivamente a la UM para las prácticas. En este aspecto, creo que marcamos una diferencia clara con respecto a lo que otros candidatos pueden hacer, precisamente por nuestra independencia.

 

Entre los últimos 10 candidatos a Rector de la UMU no ha habido ninguna mujer. Y en sus 102 años de historia tan sólo una.  ¿Por qué ocurre esto en una institución en el que hay más mujeres que hombres? ¿Qué medidas va a tomar en el ámbito de la Igualdad?

 

Ignoro por qué no ha habido más mujeres que se hayan presentado a rector en la historia de la UM. Es para mí una obviedad que cualquiera de nuestras catedráticas podría ser tan buena Rectora como los que nos presentamos o hasta mejor que cualquiera de nosotros. Espero que en el futuro alguna se anime a presentarse. Y aunque es cierto que en la universidad no existen diferencias salariales, sí entendemos que hay dificultades añadidas al hecho de ser mujer y madre, por lo que avanzaremos en las medidas de conciliación familiar, como, por ejemplo, medidas de promoción del teletrabajo o contemplar reducciones docentes.

 

Exprésenos, por último, un deseo para estos próximos cuatro años. ¿Cómo le gustaría ser recordado en el futuro si logra alcanzar el Rectorado?

 

Me gustaría ver a una universidad en su conjunto alineada para mejorar, sin desánimo y con ganas de lograr un objetivo colectivo. En esta empresa, quisiera ver implicada también a toda la sociedad. Solo de esta manera podremos dar un giro a la UM y convertiros en una gran universidad del mundo ubicada en esta región. Es evidente que los grandes éxitos solo se consiguen con el tesón y la energía de muchos cuando se encuentran alineados en la misma dirección.

 

Me gustaría que cuando mi hija pequeña que ahora tiene 1 año tenga que ir a la universidad, la UM sea una de las grandes del mundo atrayendo estudiantes y creando conocimiento para mejorar la vida de las personas. El mejor reconocimiento seria decir de mí que fui aquella persona que pensó en grande en 2018 y puso de acuerdo a muchos para girar el rumbo de la UM cuando tenía 100 años para convertirla en la gran universidad de 2040.  



Enviando...

Comentarios

© Diario Si, C.B. – Todos los derechos reservados |Aviso legal | Contacto